Últimas reseñas

martes, 10 de mayo de 2016

Reseña: Los 1001 años de la lengua española, Antonio Alatorre

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Hoy por fin les traigo una reseña que les debía desde hace mucho; aunque ya les había hablado de este libro en la entrada “Porque llorar por la muerte de un personaje no es algo nuevo” (leer AQUÍ). No los entretengo más, ¡a leer!

La palabra español, o sea el nombre mismo de nuestra lengua, es un extranjerismo. La explicación de la paradoja no es difícil. Eran los extranjeros quienes veían a España como un todo. En España misma no había “consciencia de España”: se decía “soy navarro”, “soy leonés”, etc., pero no “soy español”. (pág. 137, en el capítulo en el que habla sobre “el camino francés”)
¿Sabías que… ‘casa’ viene del vocablo latino casa que significaba ‘jacalito’ y no de domus (casa); que casi todas las frases que hacen referencia a Dios vienen de la tradición árabe, como la palabra ‘ojalá’ (‘si Dios quiere’); que palabras como fineza, armonía, joven, líquido y anhelar, por mencionar algunas, eran las palabras ‘domingueras’ del siglo XVII; que durante varios siglos cada quien escribía como se le daba la gana, que no había una norma y que fueron los impresores los que se encargaron de unificar la ortografía?  

Los 1001 años de la lengua española (2002) de Antonio Alatorre (1922-2010) cuenta la historia del español desde su conformación hasta la actualidad, esta obra comenzó como un encargo para regalar a los clientes más distinguidos de Bancomer y terminó siendo un libro más amplio y accesible para todo el público que esté interesado en el tema. Alatorre escribe para el lector común, al de la calle, al que no es lingüista o especialista, a él le importa que todos los hispanohablantes puedan acercarse a esta obra y leer su historia llena de peculiaridades, tal como lo menciona en el estudio preliminar:
Pueden creerme si les digo que no va a costarles trabajo la lectura. No voy a ponerme pesado ni a portarme exigente con ellos. Lo único que les pido, lo único que presupongo, es un poco de interés por eso que a mí, según he confesado, me interesa mucho: la historia de la lengua española. (pág. 7)
A esto se debe que se trate de una obra escrita de una manera sencilla y amena, Alatorre organiza la información como si fuera un cuento y entrelaza historia, lengua y literatura de una forma natural, proporcionando así el contexto y los fenómenos orales y escritos que permearon nuestro idioma a largo de los siglos. Como bien prometía Alatorre, procura no usar términos ajenos al lector y si los usa suele explicarlos inmediatamente para que el lector no se sienta impedido por no comprender algo, además de que si hace referencia a temas tratados anteriormente, pone el número de las páginas entre paréntesis, por si gustas regresarte para refrescar la memoria o por si estás leyendo un solo apartado del libro.
Como bien dice el título, la historia de la lengua española abarca 1001 años, Alatorre dice que “podemos decir arbitrariamente que la lengua española nació en la segunda mitad del siglo X, a medio camino entre el VII y el XII, y que su acta de nacimiento se escribió en 975” (pág. 9); el título también es un guiño a Las 1001 noches. El autor comienza aludiendo a la familia indoeuropea, prosigue con una nota a las lenguas prerrománicas y luego introduce al mundo romano y al latín, habla de las invasiones bárbaras y de cómo se fueron formando las lenguas romances, siempre haciendo hincapié al caso del español, el cual tiene mucho que ver con las conquistas que sufrió la península y del contacto que tuvo con otros idiomas, además de que no olvida darle su espacio a hispanoamérica. 
La lengua es un ente vivo que está en constante transformación, la lengua oral y la lengua escrita no siempre van de la mano y es algo que Alatorre evidencia a lo largo de estas páginas. Algo a destacar de esta obra es que no tiene un afán prescriptivo, todo lo contrario, Alatorre recalca la variopinta pronunciación del español y la importancia de ser descriptivos con nuestra lengua: “Tan cien por cierto hablante de un idioma es el campesino más inculto como el académico más refinado” (pág. 57).
Para concluir, Los 1001 años de la lengua española es una obra que disfruté bastante, me gustó la sencillez con la que la escribió el autor, les juro que llené mi libro de notitas. Antonio Alatorre menciona en la introducción que las reseñas que se hicieron de Los 1001 años de la lengua española no son lo que él esperaba, no sé qué pensaría de esta que estoy haciendo ahora, pero creo que le agradaría saber que el público al que va dirigida es el lector común que lee por placer. Los invito a que lean esta obra, pueden hacer la lectura poco a poco, leer un capítulo entre libro y libro, por ejemplo (eso hice yo), y no se les hará pesado o aburrido. Aquí encontraran muchas curiosidades sobre el español y se divertirán mucho descubriendo las anécdotas de nuestra lengua.
FICHA: ALATORRE, Antonio, Los 1001 años de la lengua española, tercera edición, algo corregida y muy añadida, México: Fondo de Cultura Económica, 2012, pp. 416 (Colección Lengua y Estudios Literarios)
¿Qué les pareció la reseña? ¿Le darán una oportunidad a este libro? ¿No les da curiosidad? Ya saben que sus comentarios siempre son bien recibidos :D
Gracias por leer <3

14 comentarios:

  1. Pues habrá que degustarlo poquito a poco. Me lo apunto, muchas gracias. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá lo disfrutes tanto como yo ^^
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola!
    Pues me ha parecido muy interesante tanto el libro como tu reseña! Conocer más cosas de un idioma así como sus orígenes siempre merece la pena. Apuntado queda ^^
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Sí, además lo usamos diario cuando hablamos, leemos y escribimos, nunca está demás saber por qué usamos tal palabra y no otra, por ejemplo. Qué bueno que te haya interesado ^^
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. No me suena, gracias por la entrada :P

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahora ya lo conoces jeje ^^ Gracias por leer y comentar.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Vaya que pedazo de libro, soy una flipada de nuestra lengua, me encanta las lenguas antiguas, he estudiado latín y griego clásico y de hecho tengo hasta un libro de indoeuropeo - sí, friki- tengo que hacerme con él pero ya. Mil gracias por compartirlo, un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sara!
      Qué bueno que te haya encantado ^^ Yo tomé clases de latín en la universidad, pero nunca se me dio taaan bien, pasé de milagro XD A pesar de eso son temas que me llaman la atención y que resultan muy interesantes.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Wow, quiero a este pequeño y lo quiero ahora *-* Me encanta que haya libros de este tipo, siento que te abren puertas a perspectivas inimaginables.
    Un abrazo,
    Montse, de Los Mil Libros
    http://losmillibros.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Se ve una historia interesante y se ve entretenida para el lector, aprender un poco más de nuestra lengua siempre es atrayente, sin dudas le daría una oportunidad.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Creo que me gustaría, así que tomo nota de él.
    Fabulosa reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^^ Vale mucho la pena.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar